jueves, 26 de noviembre de 2009

Gracias Señor

Gracias, Señor,
por la paz, la alegría y por la unión que los hombres, mis hermanos, me han brindado, por esos ojos que con ternura y comprensión me miraron, por esa mano oportuna que me levantó.

Gracias, Señor,
por esos labios cuyas palabras y sonrisas me alentaron, por esos oídos que me escucharon, por ese corazón de amistad, cariño y amor que me dieron.

Gracias, Señor,
por el éxito que me estimuló, por la salud que me sostuvo, por la comodidad y diversión que me descansaron.

Gracias, Señor,
... me cuesta trabajo decírtelo,... por la enfermedad, por el fracaso, por la desilusión, por el insulto y engaño, la injusticia y soledad por el fallecimiento del ser querido. Tú lo sabes, Señor cuán difícil es fue aceptarlo; quizá estuve a punto de la desesperación, pero ahora me doy cuenta de que todo esto me acerco más a Ti. ¡Tú sabes lo que hiciste!

Gracias, Señor,
sobre todo por la fe que me has dado en Tí y en los hombres; por esa fe que se tambaleó, pero que Tú nunca dejaste de fortalecer, cuando tantas veces encorvado bajo el peso del desánimo, me hizo caminar en el sendero de la verdad, a pesar de la oscuridad.

Gracias, Señor,
por el perdón que tantas veces debería haberte pedido, pero que por negligencia y orgullo he callado.

Gracias, Señor,
por perdonar mis omisiones, descuidos y olvidos, mi orgullo y vanidad, mi necesidad y caprichos, mi silencio y mi excesiva locuacidad.

Gracias, Señor,
por dispensar los prejuicios a mis hermanos, mi falta de alegría y entusiasmo, mi falta de fe y confianza en Ti, mi cobardía y mi temor en mi compromiso.

Gracias, Señor,
porque me han perdonado y yo no he sabido perdonar con la misma generosidad.

Gracias, Señor,
por indultar mi hipocresía y doblez, por esa apariencia que con tanto esmero cuido, pero que sé en el fondo no es más que engaño a mí mismo.

Gracias, Señor,
por disculpar esos labios que no sonrieron, por esa palabra que callé y esas manos que no tendí y esa mirada que desvié, esos oídos que no presté, esa verdad que omití y ese corazón que no amé.

Gracias, Señor,
por esa protección con que siempre me has preferido y te suplico muy encarecidamente por tu amor, disculpes mi silencio y cobardía.

Gracias, Señor,
por todos lo que no te dan gracias, por los que no imploran de tu ayuda y por los que no te piden perdón, no abandones las obras de tus manos, y que llenes mi vida de esperanza y generosidad.

Sr. Hágase tu voluntad y no la mía.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Laicos deben animar realidades temporales con el Evangelio, recuerda Cardenal Bertone

ROMA, 24 Nov. 09 / 01:42 pm (ACI)
El Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone, recordó que los laicos católicos, partícipes de la misión de Cristo Rey, están llamados como miembros de la Iglesia a "animar de espíritu evangélico las realidades temporales", en la Misa que presidió en Asís en el 10° aniversario de la reapertura de la basílica papal de San Francisco.

En la Eucaristía que celebró este domingo, el Purpurado vaticano señaló que los laicos, en virtud del bautismo, están llamados a participar y testimoniar a Cristo en la cercanía a los pobres y los marginados.

El Cardenal dijo también que la realeza de Cristo "transmitida a nosotros a través de la Cruz, sigue manifestándose al mundo de hoy mediante la comunidad de los redimidos", es decir, de los cristianos.

Por ello, los laicos tiene la tarea de "trabajar por la promoción de la persona humana, animar de espíritu evangélicos las realidades temporales y dar así testimonio concreto de que Cristo Rey es liberador y salvador de todo el hombre y de todos los hombres".

"Servir y reinar, dice una antigua y sintética fórmula usada para la enseñanza catequística. Cristo Rey ha reinado en el madero de la cruz, luego de haber dado ejemplo a los discípulos con el gesto del lavatorio de pies. San Francisco ha reinado amando a la hermana pobreza, revestido solo del hábito y animado por un sincero amor por su Señor y los pobres".

Así también "nosotros, queridos hermanos y hermanas, debemos seguir nuestro camino de fe para compartir, el día de la muerte, la misma corona de gloria", agregó.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Carta invitación a los Sacerdotes para el Maratón de Confesiones

Estimado Padre:

Hombre Nuevo, el Programa de Radio “Fenómenos del Espíritu” y los Caballeros de Colón Consejo 13413 “San Juan Diego”, con el respaldo del Venerable Cabildo Metropolitano estamos promoviendo en la Catedral Metropolitana de México un “Maratón de Confesiones” que se llevará a cabo el próximo sábado 28 de noviembre, de las 8 de la mañana a las 9 de la noche.


El objetivo principal es ofrecer una oportunidad de preparación al Adviento con el sacramento de la penitencia a tantos hombres y mujeres, que necesitados de la reconciliación, no han podido acercarse a él por diversos motivos. La centralidad y la importancia de la Catedral Metropolitana, su capacidad de convocatoria y su importancia litúrgica e histórica, nos llevaron a proponer este lugar, por lo que queremos cubrir el mayor número de confesionarios disponibles al mismo tiempo.

Es por eso que le pedimos que pueda apoyar este “Maratón de Confesiones” con un poco de su tiempo (sería muy recomendable 2 horas). Esta actividad se está promocionando en el Periódico “Desde la Fe”, y en los programas de Radio “Fenómenos del Espíritu” (Radio Centro 1030AM, Lunes a Domingo 9:30 a 10:30 de la noche), “Santa María de Guadalupe Siempre con Nosotros” (ABC Radio 760AM, Domingos 7 am), “Encuentro con tu Angel” (Radio Fórmula 1470AM, Lunes a Domingo 6 a 9 de la mañana) y “Resonancias de Fe” (Reporte 98.5FM, Domingos 9 de la mañana). Esta iniciativa se enmarca también en el Plan Pastoral de la Cuarta Vicaría que busca establecer acciones y signos concretos para la comunión y unidad en la evangelización de la Ciudad de México.

Le suplicamos nos tenga en cuenta y participe en este “Maratón de Confesiones”.

Para mayor información, comunicarse con Alfredo Martínez al 5741-1032 o al 04455-1210-0912

Tenga en cuenta lo siguiente:
- Lleve solamente su alba, en la Catedral se facilitarán estolas moradas.
- Habrá comedor abierto a lo largo del día; no se preocupe por los alimentos.
- El Señor Cardenal otorgará licencias especiales para todos los confesores en este evento particular.
- Contaremos con una sala de descanso y recreación para que pueda aprovecharla en cualquier momento del día (periódico y servicio de café).

Maratón de confesiones en la Catedral

• Se realizará dos veces al año, previo al Adviento y a la Cuaresma.

/DESDE LA FE/ Carlos Villa Roiz

La Iglesia es consciente y ve con preocupación y tristeza que muchos bautizados no acuden a los sacramentos como deberían o lo hacen de manera esporádica. Por ello, la Arquidiócesis de México ha organizado un “Maratón de confesiones” que busca dar mayores facilidades a todas las personas que desean reconciliarse con Dios a través del sacramento de la Penitencia.

El “Maratón de confesiones” pretende abrir espacios y días específicos con el suficiente número de sacerdotes, para que todas las personas que lo deseen puedan recibir este sacramento, que es íntimo y privado.

La promoción de este Maratón se realiza bajo el lema “Reconcíliate contigo y con Dios”, y tendrá lugar el próximo sábado 28 de noviembre de 2009, que es el anterior al inicio al 1er Domingo de Adviento, tiempo de preparación a la Navidad. También se llevará a cabo el sábado anterior al 1er Domingo de Cuaresma, es decir, el 21 de febrero de 2010.

Para ello se habilitarán todos los confesionarios de la Catedral de México en un horario sin interrupciones, desde las 8:00 hasta las 21:00 horas. Los sacerdotes participantes recibirán del cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo de México, la facultad de perdonar todos los pecados, aún los que están reservados conforme lo marca el Código de Derecho Canónica a los obispos y sacerdotes penitenciarios, como es el caso del aborto.

En los confesionarios habrá obispos y miembros de los cabildos Metropolitano y Guadalupano; esta será la primera vez en México que se realizará un evento de tal magnitud.

El sacramento de la Penitencia es un requisito indispensable para acceder a la Sagrada Eucaristía si la persona se encuentra en pecado mortal. La Iglesia pide a todos los fieles confesarse al menos una vez al año.

Los sacerdotes que deseen ofrecer este servicio –por un lapso mínimo de dos horas- favor de comunicarse con los organizadores al teléfono: 044551-210-0912, para conocer la dinámica .

P. Álvaro Corcuera, L.C.: En la Iglesia y para la Iglesia

El P. Álvaro Corcuera, L.C., director general de la Legión de Cristo y del Regnum Christi, nos presenta la siguiente carta con motivo de la solemnidad litúrgica de Cristo Rey, fecha en que el Movimiento celebra también el día del Regnum Christi.

¡Venga tu Reino!
Roma, 20 de noviembre de 2009
A los miembros y a los amigos del Regnum Christi
con ocasión de la solemnidad de Cristo Rey
Muy estimados en Jesucristo:

Como ya es tradición en el Regnum Christi, aprovecho esta oportunidad para hacerme presente en medio de ustedes y sus familias en esta solemnidad, en la que buscamos proclamar que Cristo es verdaderamente rey de nuestras vidas y de nuestros hogares. Es hermoso ver en cada lugar con cuánta generosidad cada uno de ustedes se entrega a la misión de hacer crecer este reino de Cristo.

Frecuentemente repetimos a Dios, desde el fondo de nuestro corazón, la invocación «¡Venga tu Reino!» Lo pedimos porque sabemos que es un don de Dios, más que un objetivo que podamos alcanzar por nuestras propias fuerzas. Es algo que nos supera, pero también somos conscientes de que Él ha querido contar con nuestra colaboración y ha formado su Iglesia, germen y comienzo de su Reino en la tierra, como instrumento y camino para lograr este anhelo de su amor (cf. Lumen gentium, n. 5; Catecismo de la Iglesia católica, nn. 768-769). Es en este marco donde tiene sentido nuestra existencia y nuestra misión como miembros del Regnum Christi.

El reinado de Cristo no es una realidad abstracta o que se quede en las nubes. Decía Juan Pablo II que «la Iglesia está efectiva y concretamente al servicio del Reino. Lo está, ante todo, mediante el anuncio que llama a la conversión; éste es el primer y fundamental servicio a la venida del Reino en las personas y en la sociedad humana» (Redemptoris missio, n. 20). Si Cristo nos está llamando a instaurar su Reino en esta tierra, podemos preguntarnos dónde y cómo tenemos que hacerlo. Ya sabemos que el lugar por el cual debemos comenzar es por nuestra propia vida: lograr que Cristo reine en nuestro corazón. A fin de cuentas, este Reino es Cristo mismo que se hace presente en medio de los hombres. No es algo que nosotros hacemos sino una realidad ya presente a la cual nos abrimos.
Pero el señorío de Cristo no debe quedar reducido a nuestro corazón. Los cristianos estamos llamados a ser verdaderas antorchas del amor de Cristo que transmitan a cada ser humano la luz de la fe y de la esperanza que Él nos ha regalado. «Instaurar el Reino de Cristo», por tanto, debe significar para cada uno de nosotros ayudar a quienes están a nuestro lado a que se abran a Cristo y dejen obrar a su gracia. El mejor apostolado consistirá en imitarlo a Él y permitir que tome posesión de nuestros pensamientos, palabras y obras. Necesitamos pedir el don de ver todos los acontecimientos desde Él y de hablar siempre con sus palabras, como nos enseña san Pablo: «lo que digáis sea bueno, constructivo y oportuno» (Ef 4, 29); que todas nuestras obras sean gotas de amor que llenen de paz al prójimo: «sed buenos, comprensivos, perdonándoos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo» (Ef 4, 32); que seamos instrumentos del amor de Dios a los hombres, porque «Dios es amor» (1Jn 4, 8).
Queremos vivir esta fecha con espíritu de reparación y de humildad, unidos a Cristo Rey, que es rico en misericordia. Quiero aprovechar esta carta para pedir nuevamente sincero perdón a todas las personas que hayan sufrido o estén sufriendo por los hechos tan dolorosos que hemos vivido. Dios nos invita a vivir este período intensificando la vida de oración, los actos de caridad y el espíritu de penitencia, para unirnos más a Jesucristo y a nuestros hermanos los hombres.
Nos dice el Manual del Miembro del Regnum Christi que la única razón de ser del Movimiento «estriba en servir a la Iglesia y a sus Pastores, y, desde la Iglesia y a partir de la misión sobrenatural y humana de la Iglesia, servir a los hombres» (n. 11). Y más adelante nos recuerda: «Nuestro servicio a la Iglesia y a la sociedad consiste en formar apóstoles que construyan la civilización de la justicia y el amor cristianos» (n. 42). Todos nuestros apostolados, todas nuestras actividades, toda nuestra vida debe estar orientada a este servicio. Si perdemos de vista este aspecto, estaríamos perdiendo la orientación fundamental que debe tener el Movimiento Regnum Christi. Queremos continuar y contemplar agradecidos la acción de Cristo en la Iglesia. San Juan Eudes escribía: «Por esto San Pablo dice que Cristo halla su plenitud en la Iglesia y que todos nosotros contribuimos a su edificación y a la medida de Cristo en su plenitud» (Del tratado de San Juan Eudes, sobre el reino de Jesús. Parte 3,4: Opera omnia 1). De esta manera vamos completando en nuestra carne lo que le falta a la Pasión de Cristo en su cuerpo, que es la Iglesia.
La Iglesia, cuerpo místico de Cristo, es uno de los amores fundamentales del miembro del Movimiento (cf. MMRC nn. 79-87). Este amor deriva de nuestro amor a Cristo. San Pablo nos enseña que «Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella» (Ef 5, 26). Del mismo modo nosotros estamos llamados a profesar y testimoniar con nuestro actuar un amor semejante por ella. Gracias a Dios, la Legión de Cristo y el Regnum Christi pueden ofrecer ya muchas actividades y apostolados que buscan servir a nuestra Madre, pero sobre todo sus miembros se esfuerzan por servirla con su propio testimonio, su tiempo y sus talentos, de forma desinteresada. Sabemos que en todo momento somos instrumentos, canales, puentes para que los demás lleguen a Él. Dios nos invita a seguirlo por el camino de la humildad y de la pureza de intención, imitando con su gracia el testimonio de San Juan Bautista: «conviene que Él crezca, y yo disminuya» (Jn 3, 30).
Los invito a que en este año sacerdotal, cada miembro del Regnum Christi destaque por su sentido de Iglesia. Se puede decir que aquí encontramos nuestra definición como cristianos comprometidos al servicio de Cristo. Cuánto bien podemos realizar poniendo todo nuestro empeño e iniciativa apostólica al servicio de la comunidad eclesial local, de acuerdo con las directrices de los obispos y párrocos (cf. MMRC nn. 83 y 443).
Que todos nuestros esfuerzos estén orientados a la transformación de los corazones; a que las almas vuelvan a Cristo y a su Cuerpo Místico por medio de los sacramentos. El miembro del Movimiento se debe a la Iglesia y su apostolado debe consistir en edificarla para que pueda abrazar a más personas: «Por la Iglesia y en la Iglesia recibimos la fe en Cristo, los sacramentos que nos comunican la gracia, y la plena verdad sobre Dios y sobre sus designios de salvación. Cristo mismo se nos da por medio de la Iglesia» (MMRC n. 152).
Lo fundamental es, como seguramente hemos hablado con Jesucristo en el Sagrario, adquirir una confianza ilimitada en Dios ante una misión tan grande y tan hermosa. No estamos solos. Nos llena de esperanza leer las palabras que Dios dirigió a muchos de sus elegidos y enviados para preparar su Reino; saber que Dios está con nosotros, como estuvo con Abraham (cf. Gn 21, 22), con Isaac (cf. Gn 26, 24), con Jacob (cf. Gn 28, 15), con Moisés (cf. Ex 3, 12), con Josué (cf. Jos 1, 5), con Gedeón (cf. Jc 6, 16). Así se lo aseguró también al rey David (cf. 1R 11, 38), al profeta Isaías (cf. Is 41, 10), a Jeremías (cf. Jr 1, 8). Todos ellos eran hombres, conscientes de sus propias limitaciones y de su condición humana. Sin embargo, supieron abrir su corazón a la acción de Dios. Recibieron una vocación que humanamente hablando los superaba, y procedieron siempre con la seguridad de que todo provenía de Dios. Así también nosotros descubrimos que Cristo es el Amigo fiel de nuestras almas. Nos acompaña siempre y nos dirige como palabra viva la promesa que hizo a sus apóstoles tras su Resurrección: «Yo estaré con vosotros día tras día, hasta el fin del mundo» (Mt 28, 20). Cristo siempre nos sorprenderá con su bondad infinita, y ahí, en nuestra condición humana, Él realizará los milagros de su amor.
No estamos solos porque Él nunca nos deja. No estamos solos porque el Regnum Christi no es una realidad aislada. Somos parte de la gran familia de Dios en la que la variedad y belleza de estos caminos nos enriquece y nos alienta a todos. Nuestro movimiento es sólo una de tantas realidades que Dios ha suscitado en la Iglesia, como camino que nos ayuda a vivir nuestro compromiso bautismal. Y así como valoramos mucho y agradecemos a Dios la riqueza del carisma que nos ha regalado para ponerlo al servicio de la Iglesia, apreciamos también como un don de Dios a las demás fuerzas vivas de la Iglesia, en las que contemplamos tan claramente la acción continua del Espíritu Santo. No estamos solos porque contamos con la guía de nuestros pastores, los obispos, que son verdaderos padres que Cristo nos da, como sucesores de sus Apóstoles, para enseñarnos, gobernarnos y santificarnos. Nos sostiene el ejemplo y la ayuda de muchos sacerdotes santos y el testimonio de muchos hermanos en la fe, con quienes formamos la comunidad de los creyentes.
Sigamos rezando unos por otros para que vivamos cada día amando más a nuestra Iglesia Católica y a todas las personas que constituyen su cuerpo. Gracias de corazón por su entrega generosa y desinteresada al servicio del Reino de Cristo; estoy seguro de que Dios no es indiferente a lo que todos ustedes hacen cada día por anunciar el Evangelio. En este día de Cristo Rey nos encomendamos también de modo especial a María, espejo de la Iglesia, para que contemplándola a ella, comprendamos la grandeza de nuestra vocación. Que, como en Caná, nuestra vida consista en «hacer lo que Él nos diga» (cf. Jn 2, 5).

Quedo de ustedes, afmo. en Cristo,

Álvaro Corcuera, L.C.

Reflexiones del Arzobispo Secretario. Congregación para el Clero



¿Prometes a mi y a mis Sucesores filial respeto y obediencia?
(Pontificale Romanum. De Ordinatione Episcopi, presbyterorum et diaconorum,
editio typica altera , Typis Polyglottis Vaticanis 1990)

Queridos hermanos en el Sacerdocio:

Sin la fuerza del vínculo del Solemne Voto de obediencia, quienes van a recibir el Sacramento del Orden pronuncian la “promesa” de “filial respeto y obediencia” hacia el propio Ordinario y sus Sucesores. Aunque sea diferente el estatuto teológico entre un Voto y una promesa, es idéntico el compromiso moral totalizador y definitivo, e idéntico el ofrecimiento de la propia voluntad a la voluntad de Otro, a la voluntad Divina, eclesialmente mediata.

En nuestro tiempo, entretejido de relativismo y de modelos democráticos, de autonomismos y liberalismos, parece que sea siempre más incomprensible – cada vez más – una tal promesa de obediencia. Tantas veces se la concibe como una diminutio de la dignidad y de la libertad humana, o como una perseverancia arcaica de formas obsoletas, típicas de una sociedad incapaz de una auténtica emancipación.

Nosotros, que vivimos la obediencia auténtica, sabemos muy bien que no es así. Nunca la obediencia en la Iglesia ha sido contraria a la dignidad y al respeto de la persona y nunca debe concebirse como una substracción de la responsabilidad o como fruto de una alienación.

El Rito utiliza un adjetivo fundamental para la justa comprensión de tal promesa; define la obediencia sólo después de haber añadido el “respeto” y ese adjetivado como “filial”. He aquí la nomenclatura: “Hijo” es un nombre relativo en cualquier expresión idiomática, que implica la relación entre padre y el mismo hijo. Propiamente en este contexto relacional debe entenderse la obediencia, que hemos prometido. Un contexto en el que el padre ha sido llamado a ser verdaderamente padre, y el hijo a reconocer la propia filiación y la belleza de la paternidad, que le ha sido dada. Como ocurre en la misma ley de la naturaleza, nadie elige su propio padre y, por ende, nadie elige sus propios hijos. Así pues, todos hemos sido llamados, padres e hijos, a tener una mirada sobrenatural los unos por los otros, de gran misericordia recíproca y de gran respeto, esto es, capacidad de mirar al otro, teniendo siempre presente el Misterio bueno, que lo ha generado y que siempre últimamente lo constituye. En definitiva, el respeto es simplemente esto: Mirar a alguien teniendo presente a Otro.

Sólo en un concepto de “filial respeto” es posible una auténtica obediencia, que no sea apenas formal o una mera ejecución de las órdenes, sino que sea apasionada, entera, atenta y que pueda producir en sí frutos de conversión e de “vida nueva” en quien la vive.

La promesa es en favor del Ordinario en el momento de la Ordenación y de sus “Sucesores”, porque la Iglesia huye siempre de excesivos personalismos. Tiene como centro la persona, pero no los subjetivismos, que la desatan de la fuerza y de la belleza histórica y teológica de la Institución. También en la Institución, que es de origen divina, permanece el Espíritu. Por su propia naturaleza, la Institución es carismática y lógicamente debe unirnos libremente a ella; en el tiempo (Sucesores) significa poder “permanecer en la verdad”, permanecer en El, presente y operante en su cuerpo vivo que es la Iglesia, en la belleza de la continuidad del tiempo y de los siglos, que nos une sin rupturas a Cristo e a los Apóstoles.

Pidamos a la Esclava del Señor –obediente por excelencia, a Ella que en el cansancio ha cantado su “heme aquí, se cumpla según tu palabra”– la gracia de una obediencia filial, llena, alegre y pronta; una obediencia que nos libre de todo protagonismo y pueda mostrar al mundo que es verdaderamente posible darse totalmente a Cristo y realizarse plenamente como auténticos hombres.



Mauro Piacenza
Arz. Titular de Vittoriana
Secretario

lunes, 9 de noviembre de 2009

Carta pastoral del Prelado del Opus Dei Mons. Javier Echeverría con motivo del Año Sacerdotal



Queridísimos: ¡que Jesús me guarde a mis hijas y a mis hijos!

Al comenzar el mes de noviembre del Año sacerdotal, me gusta pensar que está enmarcado por dos fiestas litúrgicas en las que se pone de relieve el carácter sacerdotal del Pueblo de Dios: la solemnidad de Todos los Santos y la de Cristo Rey. En la primera, que celebramos hoy, se muestra el sacerdocio de Cristo en sus miembros, los cristianos; en la segunda, el día 25, se manifiesta que nuestra Cabeza, Jesucristo, es Sacerdote eterno y Rey del universo[1], que con su venida gloriosa al final de los tiempos tomará posesión de su Reino y lo entregará a Dios Padre[2].

Las dos solemnidades invitan a reflexionar sobre la dignidad de la vocación cristiana. San Pedro, en su primera epístola, nos dice a los bautizados las siguientes palabras: vosotros sois linaje escogido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido en propiedad, para que pregonéis las maravillas de Aquel que os llamó de las tinieblas a su admirable luz: los que un tiempo no erais pueblo, ahora sois pueblo de Dios, los que antes no habíais alcanzado misericordia, ahora habéis alcanzado misericordia[3]. El Príncipe de los Apóstoles afirma que Dios, al hacernos hijos suyos por la gracia del Espíritu Santo, nos ha insertado en el nuevo Pueblo de Dios —la Iglesia— al que se pertenece no por la descendencia de la carne, sino por la incorporación a Jesucristo. En virtud de tan increíble elección, gratuita e inmerecida —¡partícipes del sacerdocio de Cristo!—, se nos invita a anunciar las maravillas divinas con el ejemplo, con la palabra y con las obras.

Admiremos la bondad de Dios Padre y démosle gracias. No se contentó con enviar a su Hijo al mundo para salvarnos, sino que ha querido que la Redención llegue a todos los hombres, hasta el fin de los tiempos, sirviéndose de la Iglesia, que es Cuerpo de Cristo y presencia salvífica del Señor en el espacio y en el tiempo. San Agustín afirmaba que «así como llamamos cristianos a todos [los bautizados], en virtud del único crisma, así también llamamos a todos sacerdotes, porque son miembros del único Sacerdote»[4]. Nuestro Padre meditó mucho en este don tan grande e impulsaba a que todos tuviésemos los mismos sentimientos de Cristo[5]; por eso hemos de pensar: ¿hasta qué punto me empeño en asimilar esta riqueza?

La llamada universal a la santidad y al apostolado proviene, como de su raíz, del carácter bautismal. El sacerdocio común precede al sacerdocio ministerial, y este último se pone al servicio de aquel. Sin la regeneración del Bautismo no podría haber ministros sagrados, pues este sacramento abre la puerta a todos los demás; y sin sacerdocio ministerial, mediante el que la Iglesia anuncia a los hombres la doctrina de Cristo, los incorpora a su vida con los sacramentos —especialmente con la Eucaristía— y los guía hacia el Cielo, no podríamos progresar en el camino de la santidad. «El sacerdocio común de los fieles y el sacerdocio ministerial o jerárquico, aunque diferentes esencialmente y no sólo en grado, se ordenan, sin embargo, el uno al otro, pues ambos participan a su manera del único sacerdocio de Cristo»[6].

El Santo Cura de Ars expresaba con viveza la necesidad del sacerdocio ministerial. Benedicto XVI, en la carta con motivo del Año sacerdotal, recoge algunas expresiones del santo: «Sin el sacerdote —señalaba—, la muerte y la pasión de Nuestro Señor no servirían de nada. El sacerdote continúa la obra de la redención sobre la tierra... ¿De que nos serviría una casa llena de oro si no hubiera nadie que nos abriera la puerta? El sacerdote tiene la llave de los tesoros del Cielo: él es quien abre la puerta; es el administrador del buen Dios; el administrador de sus bienes... El sacerdote no es sacerdote para sí mismo, sino para vosotros»[7]. ¿Cómo rezamos a diario, con auténtica fe, para que no falten sacerdotes santos? ¿Suplicamos al Dueño de la mies, como exigencia de nuestra condición de cristianos, que envíe trabajadores a su campo, en número suficiente para atender las abundantes necesidades del mundo entero?

Pero volvamos a la liturgia de hoy, que subraya el carácter sacerdotal del Pueblo de Dios. En una visión impresionante, el Apocalipsis nos muestra una gran multitud que nadie podía contar, de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas, de pie ante el trono y ante el Cordero, vestidos con túnicas blancas, y con palmas en las manos, que gritaban con fuerte voz: ¡la salvación viene de nuestro Dios, que se sienta sobre el trono, y del Cordero![8]. Esa muchedumbre de personas que se postran en adoración delante de la Santísima Trinidad, en unión con los ángeles, son los santos: unos conocidos, la mayor parte desconocidos. Se ve ahí al Pueblo de Dios en su etapa final, que comprende los santos del Antiguo Testamento, desde el justo Abel y el fiel patriarca Abraham, los del Nuevo Testamento, los numerosos mártires del inicio del cristianismo y los beatos y santos de los siglos sucesivos, hasta los testigos de Cristo de nuestro tiempo. A todos los une la voluntad de encarnar en su vida el Evangelio, bajo el impulso del eterno animador del Pueblo de Dios, que es el Espíritu Santo[9].

Tanto el sacerdocio ministerial como el sacerdocio común son para santificar a los hombres. Los ministros sagrados, configurados con Cristo Cabeza de la Iglesia, lo ejercitan predicando la Palabra de Dios, administrando los sacramentos y siendo pastores que guían a los fieles hacia la vida eterna, como instrumentos visibles del Sumo y Eterno Sacerdote. Pero también los fieles laicos, en virtud del sacerdocio real, participan a su modo en ese triple oficio de Cristo Sacerdote. San Josemaría explicaba que todos los cristianos, sin excepción, hemos sido constituidos sacerdotes de nuestra propia existencia, para ofrecer víctimas espirituales, que sean agradables a Dios por Jesucristo (1 Pe 2, 5), para realizar cada una de nuestras acciones en espíritu de obediencia a la voluntad de Dios, perpetuando así la misión del Dios-Hombre[10].

No se precisa ningún encargo especial de la autoridad de la Iglesia, para sentirse urgidos a participar en la misión salvífica. Apóstol es el cristiano que se siente injertado en Cristo, identificado con Cristo, por el Bautismo; habilitado para luchar por Cristo, por la Confirmación; llamado a servir a Dios con su acción en el mundo, por el sacerdocio común de los fieles, que confiere una cierta participación en el sacerdocio de Cristo, que —siendo esencialmente distinta de aquella que constituye el sacerdocio ministerial— capacita para tomar parte en el culto de la Iglesia, y para ayudar a los hombres en su camino hacia Dios, con el testimonio de la palabra y del ejemplo, con la oración y con la expiación[11]. Detengámonos con frecuencia en lo que significa esta condición del cristiano, porque hemos de ser portadores de Cristo a la humanidad, y portadores de la humanidad a Cristo.

En el curso del Año sacerdotal, además de pedir por la santidad de los sacerdotes, hemos de rezar por la santidad de todo el pueblo cristiano. Si hay familias que educan a los hijos en el amor de Dios, con su ejemplo de vida cristiana; si hay hombres y mujeres que buscan seriamente a Jesucristo en las circunstancias de la existencia ordinaria, habrá muchos jóvenes que se sentirán llamados por el Señor al sacerdocio ministerial. En estos meses se nos ofrece una nueva ocasión para que todos tomemos más conciencia de la vocación universal a la santidad y al apostolado, y para esmerarnos en seguir decididamente esa llamada, sin medianías, sin dejarnos dominar por los estados de ánimo. ¿Cómo y hasta qué punto nos influyen el cansancio, las contradicciones, los fracasos? ¿Perdemos la paz fácilmente y no nos refugiamos en Dios? ¿Consideramos que la Cruz es fundamento y corona de la Iglesia?

San Josemaría recibió especiales luces divinas para enseñar cómo se puede servir a la extensión del Reino de Dios a través de las actividades temporales. El mismo día de su tránsito de este mundo, recordaba a un grupo de mujeres, fieles del Opus Dei, que también ellas —como todos los cristianos— tenían alma sacerdotal. Muchos años antes había escrito: en todo y siempre hemos de tener —tanto los sacerdotes como los seglares— alma verdaderamente sacerdotal y mentalidad plenamente laical, para que podamos entender y ejercitar en nuestra vida personal aquella libertad de que gozamos en la esfera de la Iglesia y en las cosas temporales, considerándonos a un tiempo ciudadanos de la ciudad de Dios (cfr. Ef 2, 19) y de la ciudad de los hombres[12].

El alma sacerdotal conduce a los bautizados —insisto— a tener los mismos sentimientos de Cristo, con hambres de unirse cada día a Él en la Santa Misa y a lo largo de la jornada. El espíritu sacerdotal impulsa a crecer en la ambición santa de servir, con dedicación sincera y concreta por el bien espiritual y material de nuestros semejantes; anima a cultivar un serio afán de almas, con el deseo vehemente de ser corredentores con Cristo, unidos a la Virgen Santísima y filialmente pegados al Romano Pontífice; mueve a mostrarse dispuestos a reparar por los pecados, los propios de cada uno y los de los hombres todos... En definitiva, a amar a Dios y al prójimo sin decir nunca basta en el servicio de la Iglesia y de las almas. San Josemaría lo resumía así: con esa alma sacerdotal, que pido al Señor para todos vosotros, debéis procurar que, en medio de las ocupaciones ordinarias, vuestra vida entera se convierta en una continua alabanza a Dios: oración y reparación constantes, petición y sacrificio por todos los hombres. Y todo esto, en íntima y asidua unión con Cristo Jesús, en el Santo Sacrificio del Altar[13].

En la Santa Misa adquieren nuestras obras valor de eternidad. En esos momentos, con vigorosa intensidad, el cristiano se vuelve plenamente consciente de su compromiso de colaborar con Jesús en la santificación de las realidades humanas, mediante el ofrecimiento de su vida y de toda su actividad. «Altare Dei est cor nostrum»[14], decía San Gregorio Magno; altar de Dios es nuestro corazón. Hemos de servirle no sólo en el altar, sino en el mundo entero, que es altar para nosotros. Todas las obras de los hombres se hacen como en un altar, y cada uno de vosotros, en esa unión de almas contemplativas que es vuestra jornada, dice de algún modo su misa, que dura veinticuatro horas, en espera de la misa siguiente, que durará otras veinticuatro horas, y así hasta el fin de nuestra vida[15].

Además, como manifestación de su participación en el oficio profético de Jesucristo, todos los fieles han de esforzarse por comunicar a otros las enseñanzas divinas. Ciertamente caben muchas maneras de participar en la misión evangelizadora de la Iglesia; en cualquier caso, en la base de cualquier labor apostólica se encuentra siempre el mandato de Jesús a todos los cristianos: id y haced discípulos a todos los pueblos (...) enseñándoles a guardar todo cuanto os he mandado[16].

De igual modo, la participación en el oficio real de Cristo alienta a los cristianos a santificar las realidades terrenas; los laicos, en concreto, mediante su empeño por ordenar según la Voluntad de Dios los asuntos temporales[17], actuando en el mundo a modo de fermento[18] para poner a Cristo en la cumbre de todas sus actividades. «El sacerdocio común que hemos recibido en el Bautismo —explicaba don Álvaro siguiendo la doctrina de San Josemaría— es real, regio (cfr. 1 Pe 2, 9), porque al ofrecer a Dios lo que somos y tenemos, y al ofrecerle todas las actividades humanas nobles realizadas según el querer divino, somos reino de Cristo y reinamos con Él»[19].

Como parte de la misión específica que Dios le había confiado, San Josemaría enseñó que una característica esencial del modo de hacer presente el sacerdocio de Cristo según el espíritu del Opus Dei, tanto por parte de los ministros sagrados como de los fieles laicos, es la mentalidad laical propia de su condición secular y de su situación en el mundo. De este modo, sacerdotes y seglares colaborarán en el cumplimiento de la única misión de la Iglesia, cada uno según los dones recibidos, respetando la situación específica de cada uno. Los laicos ejercen su misión en el seno de las estructuras temporales, tratando de animarlas con el espíritu de Cristo; los sacerdotes sirven a los demás mediante la predicación de la Palabra divina y la administración de los sacramentos. Esto favorece, como escribe San Josemaría, que los clérigos no atropellen a los laicos, ni los laicos a los clérigos; que no haya clérigos que se quieran entrometer en las cosas de los laicos, ni laicos que se entrometan en lo que es propio de los clérigos[20].

El próximo 28 de noviembre se cumple un nuevo aniversario de la erección del Opus Dei en prelatura personal. Demos gracias a Dios y esforcémonos por difundir el profundo significado teológico y espiritual de la cooperación orgánica de sacerdotes y seglares en el Opus Dei, para participar en la misión de la Iglesia; sobre todo, con el testimonio de una vida cristiana coherente, permaneciendo cada uno —como dice el Apóstol— en la vocación en que fue llamado[21]: siendo sacerdotes o laicos al cien por cien. De este modo serviremos con eficacia a la Iglesia, como siempre hemos procurado realizar; con más motivo ahora que muchos confunden el laicismo —que intenta arrojar a Dios de las estructuras seculares— con la laicidad; y fomentaremos el sano espíritu laical, al que se ha referido el Romano Pontífice en varias ocasiones[22].

Dentro de unos días, el 7 de noviembre, ordenaré diáconos a 32 fieles del Opus Dei. Roguemos al Señor para que sean buenos y santos ministros suyos, y prosigamos rezando por la Persona e intenciones del Romano Pontífice, por su colaboradores, por los sacerdotes y diáconos, por los candidatos al sacerdocio del mundo entero. Recordaremos también el día en que la Virgen hizo la caricia a nuestro Padre de que encontrara la "rosa" en Rialp: acudamos a nuestra Madre Santísima, para que nos consiga de Dios la "rosa" perfumada de la fidelidad. Contamos también con la ayuda de todos los que nos han precedido; en las semanas de este mes hagamos más fuerte, con nuestra oración y nuestros sufragios, la unidad de la Iglesia triunfante, purgante y militante.

Con todo cariño, os bendice

vuestro Padre

+ Javier

Roma, 1 de noviembre de 2009

[1] Misal Romano, Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del universo, Prefacio.

[2] Cfr. 1 Cor 15, 24.

[3] 1 Pe 2, 9-10.

[4] San Agustín, La Ciudad de Dios XX, 10 (CCL 48, 720).

[5] Cfr. Flp 2, 5.

[6] Concilio Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, n. 10.

[7] San Juan María Vianney; cit. por Benedicto XVI en Carta a los sacerdotes, 16-VI-2009.

[8] Ap 7, 9-10

[9] Benedicto XVI, Homilía en la solemnidad de Todos los Santos, 1-XI-2006.

[10] San Josemaría, Es Cristo que pasa, n. 96.

[11] Ibid., n. 120.

[12] San Josemaría, Carta 2-II-1945, n. 1.

[13] San Josemaría, Carta 28-III-1955, n. 4.

[14] San Gregorio Magno, Moralia 25, 7, 15 (PL 76, 328).

[15] San Josemaría, Notas de una meditación, 19-III-1968.

[16] Mt 28, 19-20.

[17] Cfr. Concilio Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, n. 31.

[18] Cfr. Concilio Vaticano II, decr. Apostolicam actuositatem, n. 2.

[19] Mons. Álvaro del Portillo, Carta pastoral, 9-I-1993, n. 11.

[20] San Josemaría, Carta 19-III-1954, n. 21.

[21] 1 Cor 7, 20.

[22] Cfr. Benedicto XVI, Discursos del 18-V-2006 y del 11-VI-2007.

sábado, 7 de noviembre de 2009

CAUSA DE CANONIZACIÓN DE MONSEÑOR OSCAR ROMERO:. ORACIÓN PARA LA DEVOCIÓN PRIVADA


Dios Padre de todos los hombres,
que nos diste en tu Siervo Oscar Romero,
a un Pastor fiel y celoso
fervoroso amante de tu iglesia
y en ella de modo especial,
de los pobres y de los más necesitados,
concédenos que nosotros sepamos vivir
conforme al Evangelio de tu Hijo Jesús,
Dígnate glorificar a tu Siervo Oscar
y concédeme por su intercesión
el favor que te pido... Así sea

Padre Nuestro, Ave María y Gloría.

De conformidad con las Normas de la Santa Sede, declaramos que en nada se pretende prevenir el juicio de la autoridad eclesiástica y que esta oración no tiene finalidad de culto público.Oficina de canonización del Arzobispado de San Salvador.

Oficina de canonización del Arzobispado de San Salvador.

viernes, 6 de noviembre de 2009

El Salvador reconoce su responsabilidad en la muerte de monseñor Romero


Una monja besa el cadaver del Arzobispo Oscar Arnulfo Romero cuando fue asesinado. | Ap
Dpa | Washington
Actualizado viernes 06/11/2009 18:04 horas
El Salvador ha dado un giro radical a su tradicional política en materia de derechos humanos al asumir, por primera vez, la responsabilidad "plena" del Estado en el asesinato de monseñor Oscar Arnulfo Romero en 1980 por los escuadrones de la muerte. De esta forma el Estado se compromete a avanzar "sin condicionamientos" en el proceso de reparaciones y diálogo nacional.

Monseñor Romero murió en 1980 a los 63 años tiroteado por un comando ultraderechista cuando celebraba misa en la capilla de un hospital para enfermos de cáncer, en la capital salvadoreña.

Antes de morir, Romero advirtió desde el púlpito del peligro de que en El Salvador se desatara una guerra civil, un hecho que su asesinato precipitó, originando una contienda que duró 12 años y se cobró más de 75.000 vidas, 12.000 heridos y 8.000 desaparecidos.

El Estado salvadoreño "declara su compromiso de cumplir de buena fe y en la medida de sus posibilidades" las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) elaboradas en el año 2000 en relación con el asesinato del religioso, ha anunciado el Director General de Derechos Humanos de la Cancillería salvadoreña, David Morales.

Esto supone el "inicio de una nueva etapa de diálogo en El Salvador por el Estado para avanzar en el cumplimiento de estas recomendaciones", agregó.

En el año 2000 la CIDH, que había admitido el caso de monseñor Romero siete años antes, concluyó en un informe que en el caso del religioso el Estado salvadoreño era responsable de la violación del derecho a la vida, a las garantías judiciales y a la tutela judicial efectiva previstos en la Convención Americana, así como del derecho a conocer la verdad de lo sucedido.

En este sentido, recomendó al Estado del país centroamericano realizar una "investigación judicial completa, imparcial y efectiva" para "identificar, juzgar y sancionar a todos los autores materiales e intelectuales" del asesinato de Romero.

Cambio de Gobierno en El Salvador
Además, estableció que debía reparar a las víctimas y anular la Ley de Amnistía General promulgada en 1993 tras la firma de los acuerdos de paz en 1992, y que desde entonces protege los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado (1980-1992).

El gobierno salvadoreño, en manos durante dos décadas de la conservadora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), se había negado constantemente a seguir las recomendaciones de la CIDH, argumentando que para mantener la paz era necesario renunciar a la posibilidad de hacer justicia tanto en el asesinato de Romero como en otros casos de violaciones de los derechos humanos durante el conflicto armado.

Una Comisión de la Verdad auspiciada por Naciones Unidas había concluido que el fundador de ARENA, Roberto D'Aubuisson, fue el autor intelectual del crimen del religioso, perpetrado el 24 de marzo de 1980, cuando monseñor Romero oficiaba una homilía en la capilla del Hospital La Divina Providencia.

La postura oficial salvadoreña cambió este viernes, con la representación en la sede de la CIDH en Washington de delegados del nuevo gobierno de izquierdas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) del presidente Mauricio Funes.

El nuevo mandatario asumió la presidencia salvadoreña el 1 de junio pasado asegurando que su gobierno sería "guiado por el pensamiento de Monseñor Romero", ante cuya tumba rezó antes de participar en la ceremonia de traspaso de poderes.
Fuente: elmundo.es

domingo, 1 de noviembre de 2009

NOVENA POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO. Fuente: Devocionario.com


Rezar la oración del día que corresponda:

DÍAS
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9


ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Oh María, Madre de misericordia: acuérdate de los hijos que tienes en el purgatorio y, presentando nuestros sufragios y tus méritos a tu Hijo, intercede para que les perdone sus deudas y los saque de aquellas tinieblas a la admirable luz de su gloria, donde gocen de tu vista dulcísima y de la de tu Hijo bendito.

Oh glorioso Patriarca San José, intercede juntamente con tu Esposa ante tu Hijo por las almas del purgatorio.

V. No te acuerdes, Señor, de mis pecados.
R. Cuando vengas a purificar al mundo en fuego.
V. Dirige, Señor Dios mío, a tu presencia mis pasos.
R. Cuando vengas a purificar al mundo en fuego.
V. Dales, Señor, el descanso eterno y luzca para ellos la luz eterna.
R. Cuando vengas a purificar al mundo en fuego.

Padrenuestro.

V. De la puerta del infierno
R. Saca, Señor, sus almas.
V. Descansen en paz.
R. Amén.
V. Señor, oye mi oración.
R. Y llegue a ti mi clamor.

Oremos. Oh Dios mío, de quien es propio compadecerse y perdonar: te rogamos suplicantes por las almas de tus siervos que has mandado emigrar de este mundo, para que no las dejes en el purgatorio, sino que mandes que tus santos ángeles las tomen y las lleven a la patria del paraíso, para que, pues esperaron y creyeron en ti, no padezcan las penas del purgatorio, sino que posean los gozos eternos. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

V. Dales, Señor, el descanso eterno.
R. Y luzca para ellos la luz perpetua.
V. Descansen en paz.
R. Amén.

DÍA PRIMERO
Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que quieres que tengamos suma delicadeza de conciencia y santidad perfecta: te rogamos nos la concedas a nosotros; y a los que por no haberla tenido se están purificando en el purgatorio, te dignes aplicar nuestros sufragios y llevarlos pronto de aquellas penas al cielo. Te lo pedimos por la intercesión de tu Madre purísima y de San José.

Terminar con la oración final y el responso.


__________


DÍA SEGUNDO
Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que eres cabeza de todos tus fieles cristianos que en ti nos unimos como miembros de un mismo cuerpo que es la Iglesia: te suplicamos nos unas más y más contigo y que nuestras oraciones y sufragios de buenas obras aprovechen a las ánimas de nuestros hermanos del purgatorio, para que lleguen pronto a unirse a sus hermanos del cielo.

Terminar con la oración final y el responso.


__________


DÍA TERCERO
Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los que pecan castigas con justicia en esta vida o en la otra: concédenos la gracia de nunca pecar y ten misericordia de los que, habiendo pecado, no pudieron, por falta de tiempo, o no quisieron, por falta de voluntad y por amor del regalo, satisfacer en esta vida y están padeciendo ahora sus penas en el purgatorio; y a ellos y a todos llévalos pronto a su descanso.

Terminar con la oración final y el responso.


__________

DÍA CUARTO
Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que exiges la penitencia aun de los pecados veniales en este mundo o en el otro: danos temor santo de los pecados veniales y en misericordia de los que, por haberlos cometido, están ahora purificándose en el purgatorio y líbralos a ellos y a todos los pecadores de sus penas, llevándoles a la gloria eterna.

Terminar con la oración final y el responso.


__________


DÍA QUINTO
Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los regalados en esta vida, que no pagaron por su culpa o no tuvieron bastante caridad con el pobre, castigas en la otra con la penitencia que aquí no hicieron: concédenos las virtudes de la mortificación y de la caridad y acepta misericordioso nuestra caridad y sufragios, para que por ellos lleguen pronto a su descanso eterno.

Terminar con la oración final y el responso.


__________

DÍA SEXTO
Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que quisiste que honrásemos a nuestros padres y parientes y distinguiésemos a nuestros amigos: te rogamos por todas las ánimas del purgatorio, pero especialmente por los padres, parientes y amigos de cuantos hacemos está novena, para que logren el descanso eterno.

Terminar con la oración final y el responso.


__________

DÍA SÉPTIMO
Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los que no se preparan a tiempo para la muerte, recibiendo bien los últimos sacramentos y purificándose de los residuos de la mala vida pasada, los purificas en el purgatorio con terribles tormentos: te suplicamos, Señor, por los que murieron sin prepararse y por todos los demás, rogándote que les concedas a todos ellos la gloria y a nosotros recibir bien los últimos sacramentos.

Terminar con la oración final y el responso.


__________


DÍA OCTAVO
Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los que vivieron en este mundo demasiado aficionados a los bienes terrenales y olvidados de la gloria, los retienes apartados del premio, para que se purifiquen de su negligencia en desearlo: calma, Señor misericordioso, sus ansias y colma sus deseos, para que gocen pronto de tu presencia, y a nosotros concédenos amar de tal manera los bienes celestiales, que no deseemos desordenadamente los
terrenos.

Terminar con la oración final y el responso.



__________

DÍA NOVENO
Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, cuyos méritos son infinitos y cuya bondad es inmensa: mira propicio a tus hijos que gimen en el purgatorio anhelando la hora de ver tu faz, de recibir tu abrazo, de descansar a tu lado y; mirándolos, compadécete de sus penas y perdona lo que les falta para pagar por sus culpas. Nosotros te ofrecemos nuestras obras y sufragios, los de tus Santos y Santas; los de tu Madre y tus méritos; haz que pronto salgan de su cárcel y reciban de tus manos su libertad y la gloria eterna.

Terminar con la oración final y el responso.

jueves, 29 de octubre de 2009

Preventa de Boletos para el Evento de Hombre Nuevo

LIBRERÍA CASA DE MARÍA INMACULADA
Adolfo Prieto 1605
casi esp. con Parroquia
Col. Del Valle

Tel.- 55-34-42-00
Tel.- 55-34-42-14


HORARIO: DE MARTES A DOMINGO DE 8:30 A 19:00 HRS.

Costo del Boleto en Preventa: $50.00
Costo del Boleto el día del Evento: %100.00

Credencial y Pulcera de Vida Nueva: 2 X 1

Próximo Evento de Hombre Nuevo: LAS PÉRDIDAS EN LA VIDA.CÓMO SUPERAR LA MUERTE DE UN SER QUERIDO

SÁBADO 31 DE OCTUBRE A PARTIR DE LAS 10:30 HRS.
CENTRO UNIVERSITARIO MÉXICO
CONCEPCIÓN BEISTEGUI NO. 1106
COL. DEL VALLE.


Consulta el Horario y Temas de las conferencias:

ACTIVIDADES GRATUITAS DE 7:30 A 10:30 HRS.
- ORIENTACIONES PSICOLÓGICAS
- PROYECCIÓN DEL PELÍCULA: LAS 5 PERSONAS QUE ENCONTRARÁS EN EL CIELO. HISTORIA BASADA EN EL LIBRO DE MITCH ALBOM.

A PARTIR DE LAS 10:30 HRS:
CONFERENCIA 1: DR. ALFONSO REYES ZUBIRÌA: “EL MANEJO DEL DUELO”.

CONFERENCIA 2: DR. MANUEL SÀNCHEZ DE CARMONA: “CUANDO LA MUERTE DE UN SER QUERIDO TE RECONCILIA CON LA VIDA”.

CONFERENCIA 3: PSICÒLOGA MARGARITA BLANCO: “ALIVIANDO EL DOLOR SEGUIENDO LA VIDA CON BIENESTAR”.

CELEBRACIONES PRESIDIDAS PAPA (NOVIEMBRE 2009-ENERO 2010)


CIUDAD DEL VATICANO, 29 OCT 2009 (VIS).-Este es el calendario de las celebraciones que presidirá el Santo Padre desde finales de noviembre 2009 a enero 2010.

NOVIEMBRE

-Sábado, 28: A las 17,00, en la basílica vaticana, celebración de las primeras Vísperas del primer domingo de Adviento.

DICIEMBRE:

-Martes 8: Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. A las 16,00, en la Plaza de España, acto de veneración a la Inmaculada.

-Jueves, 24: Solemnidad de la Natividad del Señor. A las 22,00, en la basílica vaticana, el Papa celebrará la Santa Misa del Gallo.

-Viernes, 25: Solemnidad de la Natividad del Señor. A las 12,00, desde el balcón central de la basílica vaticana, el Papa impartirá la bendición "Urbi et Orbi".

-Jueves, 31: A las 18,00, en la basílica vaticana, el Santo Padre presidirá las primeras Vísperas en acción de gracias por el año transcurrido.

ENERO

-Viernes, 1: Solemnidad de Santa María, Madre de Dios y XLIII Jornada Mundial de la Paz. A las 10,00, en la basílica vaticana, Santa Misa.

-Miércoles, 6: Solemnidad de la Epifanía del Señor. A las 10,00, en la basílica vaticana, Santa Misa.

-Domingo, 10: Festividad del Bautismo del Señor. En la Capilla Sixtina, a las 10,00, Santa Misa y Bautismo de los niños.

-Lunes, 25: Festividad de la conversión de San Pablo Apóstol. En la basílica de San Pablo Extramuros, a las 17,30, celebración de las Vísperas.
OCL/CALENDARIO NOVIEMBRE 2009-ENERO 2010/... VIS 091029 (240)

martes, 20 de octubre de 2009

Santa Sede confirma paso del más grande grupo de anglicanos a la Iglesia Católica


VATICANO, 20 Oct. 09 / 09:57 am (ACI)
Autoridades vaticanas anunciaron esta mañana la próxima publicación de una Constitución Apostólica para responder a los “numerosos” pedidos de clérigos y fieles anglicanos que desean ingresar a la Iglesia Católica en comunión plena.

Aunque las autoridades no anticiparon cifras, se sabe que uno de los grupos que ha pedido dar este paso es la Comunión Anglicana Tradicional, que cuenta con al menos 400 mil personas, constituyendo el grupo de anglicanos más grande de la historia en ingresar a la Iglesia Católica.

En una conferencia de prensa celebrada esta mañana, el Cardenal Joseph Levada, Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, explicó que la constitución “representa una respuesta necesaria a un fenómeno mundial” y ofrecerá un “modelo canónico único para la Iglesia universal adaptable a diversas situaciones locales, y en su aplicación universal, equitativa para los ex anglicanos”.

El modelo prevé la posibilidad de la ordenación de clérigos casados ex anglicanos, como sacerdotes católicos y aclara que éstos no podrían ser ordenados obispos.

El Cardenal Levada explicó que en el documento “el Santo Padre ha introducido una estructura canónica que provee a una reunión corporativa a través de la institución de Ordinariatos Personales, que permitirán a los fieles ex anglicanos entrar en la plena comunión con la Iglesia católica, conservando al mismo tiempo elementos del especifico patrimonio espiritual y litúrgico anglicano”.

“La atención y la guía pastoral para estos grupos de fieles ex anglicanos será asegurada por un Ordinariato Personal, del que el Ordinario será habitualmente nombrado por el clero ex anglicano", indicó el Purpurado, quien señaló que al menos una veintena de obispos anglicanos ha solicitado ingresar a la Iglesia Católica.

Asimismo, explicó que la nueva estructura “está en consonancia con el compromiso en el diálogo ecuménico” y reiteró que "la iniciativa proviene de varios grupos de anglicanos que han declarado que comparten la fe católica común, como expresa el Catecismo de la Iglesia Católica, y que aceptan el ministerio petrino como un elemento querido por Cristo para la Iglesia. Para ellos ha llegado el tiempo de expresar esta unión implícita en una forma visible de plena comunión".

El Cardenal Levada subrayó que "Benedicto XVI espera que el clero y los fieles anglicanos deseosos de la unión con la Iglesia Católica encuentren en esta estructura canónica la oportunidad de preservar aquellas tradiciones anglicanas que son preciosas para ellos y conformes con la fe católica”.

“En cuanto expresan en un modo distinto la fe profesada comúnmente, estas tradiciones son un don que hay que compartir en la Iglesia universal. La unión con la Iglesia no exige la uniformidad que ignora las diversidades culturales, como demuestra la historia del cristianismo. Además, las numerosas y diversas tradiciones hoy presentes en la Iglesia Católica están todas enraizadas en el principio formulado por San Pablo en su carta a los Efesios: ‘Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo’”, agregó.

Finalmente, recordó que "nuestra comunión se ha reforzado por diversidades legítimas como estas, y estamos contentos de que estos hombres y mujeres ofrezcan sus contribuciones particulares a nuestra vida de fe común".

En una declaración conjunta, los arzobispos de Westminster y Canterbury, respectivamente Vincent Gerard Nichols y Rowan Williams, afirman que el anuncio de la Constitución Apostólica "acaba con un período de incertidumbre para los grupos que nutrían esperanzas de nuevas formas para alcanzar la unidad con la Iglesia Católica”.

“Toca ahora a los que han cursado peticiones de ese tipo a la Santa Sede responder a la Constitución Apostólica", que es "consecuencia del diálogo ecuménico entre la Iglesia Católica y la Comunión Anglicana", indicaron.

Mons. Augustine DiNoia, que colaboró en la redacción de la nueva estructura, recordó que “hemos estado durante 40 años por la unidad. Las oraciones han encontrado respuestas que no anticipamos”.

Para el Arzobispo, ha ocurrido un “giro tremendo” en el movimiento ecuménico y rechazó las acusaciones de quienes llaman “disidentes” a estos anglicanos. “Ellos están asintiendo al obrar del Espíritu Santo para estar en unión con Pedro, con la Iglesia Católica”, precisó.

Mons. DiNoia explicó que aún se trabaja en los detalles técnicos y estos Ordinariatos Personales podrían sufrir variaciones en su forma final. Los detalles completos de la Constitución Apostólica serán publicados en algunas semanas.

NOTA SOBRE PASO DE FIELES ANGLICANOS A LA IGLESIA CATOLICA


CIUDAD DEL VATICANO, 20 OCT 2009 (VIS).-El cardenal William Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y el arzobispo Joseph Augustine Di Noia, O.P., secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, explicaron esta mañana durante un encuentro con periodistas la nota sobre los Ordinariatos Personales para los anglicanos que entran a formar parte de la Iglesia católica.

El cardenal Levada comentó una nota informativa de su dicasterio en la que se dice que "la Iglesia católica responde con una Constitución Apostólica a las peticiones dirigidas a la Santa Sede de grupos de clérigos y fieles anglicanos de diversas partes del mundo, que desean entrar en la plena y visible comunión con ella".

"En esta Constitución Apostólica -dijo-, el Santo Padre ha introducido una estructura canónica que provee a una reunión corporativa a través de la institución de Ordinariatos Personales, que permitirán a los fieles ex anglicanos entrar en la plena comunión con la Iglesia católica, conservando al mismo tiempo elementos del especifico patrimonio espiritual y litúrgico anglicano. Según el tenor de la Constitución Apostólica, la atención y la guía pastoral para estos grupos de fieles ex anglicanos será asegurada por un Ordinariato Personal, del que el Ordinario será habitualmente nombrado por el clero ex anglicano".

"La Constitución Apostólica, que está a punto de publicarse, representa una respuesta razonable e incluso necesaria a un fenómeno global, ofreciendo un único modelo canónico para la Iglesia universal adaptable a diversas situaciones locales, y en su aplicación universal, equitativa para los ex anglicanos. Este modelo prevé la posibilidad de la ordenación de clérigos casados ex anglicanos, como sacerdotes católicos. Razones históricas y ecuménicas no permiten la ordenación de hombres casados como obispos, tanto en la Iglesia católica como en las ortodoxas. Por tanto, la Constitución determina que el Ordinario pueda ser o un sacerdote o un obispo no casado. Los seminaristas del Ordinariato se prepararán junto a otros seminaristas católicos, pero el Ordinariato podrá abrir una casa de formación para responder a necesidades particulares de formación en el patrimonio anglicano".

"Esta nueva estructura -continúa la nota- está en consonancia con el compromiso en el diálogo ecuménico, que sigue siendo una prioridad para la Iglesia católica, en particular a través de los esfuerzos del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos". En este sentido, el cardenal Levada señaló que "la iniciativa proviene de varios grupos de anglicanos que han declarado que comparten la fe católica común, como expresa el Catecismo de la Iglesia Católica, y que aceptan el ministerio petrino como un elemento querido por Cristo para la Iglesia. Para ellos ha llegado el tiempo de expresar esta unión implícita en una forma visible de plena comunión".

El purpurado subrayó que "Benedicto XVI espera que el clero y los fieles anglicanos deseosos de la unión con la Iglesia católica encuentren en esta estructura canónica la oportunidad de preservar aquellas tradiciones anglicanas que son preciosas para ellos y conformes con la fe católica. En cuanto expresan en un modo distinto la fe profesada comúnmente, estas tradiciones son un don que hay que compartir en la Iglesia universal. La unión con la Iglesia no exige la uniformidad que ignora las diversidades culturales, como demuestra la historia del cristianismo. Además, las numerosas y diversas tradiciones hoy presentes en la Iglesia católica están todas enraizadas en el principio formulado por San Pablo en su carta a los Efesios: "Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo".

"Nuestra comunión -concluyó el cardenal Levada- se ha reforzado por diversidades legítimas como estas, y estamos contentos de que estos hombres y mujeres ofrezcan sus contribuciones particulares a nuestra vida de fe común".

En una declaración conjunta, los arzobispos de Westminster y Canterbury, respectivamente Vincent Gerard Nichols y Rowan Williams, afirman que el anuncio de la Constitución Apostólica "acaba con un período de incertidumbre para los grupos que nutrían esperanzas de nuevas formas para alcanzar la unidad con la Iglesia católica. Toca ahora a los que han cursado peticiones de ese tipo a la Santa Sede responder a la Constitución Apostólica", que es "consecuencia del diálogo ecuménico entre la Iglesia Católica y la Comunión Anglicana".

"El actual diálogo oficial entre la Iglesia Católica y la Comunión Anglicana -subrayan los prelados- sienta las bases para que prosiga nuestra cooperación. Los acuerdos de la Comisión Internacional Anglicano Católica (ARCIC) y de la Comisión Internacional Anglicano Católica para la Unidad y la Misión (IARCCUM) establecen con claridad el camino que seguiremos juntos".

"Con la ayuda de Dios y de la oración -concluyen- proclamamos nuestra determinación para reforzar el mutuo compromiso actual y la consulta sobre éste y otros argumentos. A nivel local, con el espíritu de la IARCCUM, quisiéramos adoptar el modelo de reuniones entre la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales y la Cámara Episcopal de la Iglesia de Inglaterra, centrándonos en la misión común".
CDF/ANGLICANOS:IGLESIA CATOLICA/LEVADA VIS 091020 (800)

lunes, 19 de octubre de 2009

Grave atropello en nuestra Catedral.


El día domingo 18 de Octubre del año 2009, un grupo aproximado de 50 personas de San Sebastián Tutla, encabezadas por las autoridades municipales, irrumpieron violentamente en la catedral con mantas y pancartas un poco antes de las 12:00, hora en que me disponía a celebrar la Santa Misa. Una afrenta grave por tratarse del recinto sagrado de la catedral, una ofensa a los fieles católicos que con fe y devoción estaban presentes para la Celebración Eucarística, una ofensa grave a nuestra iglesia diocesana.

Hace aproximadamente dos meses el Padre Fernando Cruz Montes, párroco del lugar, se retiró de la cabecera parroquial debido a que se entorpecía constantemente su labor pastoral; las tensiones y desacuerdos con las autoridades eran frecuentes, además, el párroco no tiene la posesión ni la administración del templo, ni las llaves.

En diversas ocasiones estas personas fueron atendidas por el Vicario General y por el Obispo Auxiliar; los acuerdos no se cumplían. Últimamente fueron recibidos por el Arzobispo con el compromiso de seguir pasos concretos acordados para llegar a una solución; a partir de entonces el Vicario Episcopal representó al Arzobispo; todo esfuerzo resultó inútil porque no se llenaban sus pretensiones. No han faltado mentiras, calumnias al párroco y ofensas a la Iglesia; nosotros hemos actuado con prudencia y sensatez buscando siempre en la oración la voluntad de Dios y en el diálogo el bien de la comunidad.
El hecho de hoy demuestra, al menos, que no hay respeto al lugar sagrado y que en el fondo no interesa la vida cristiana. El Arzobispo, a través del Vicario Episcopal, ha solicitado como una de las condiciones que entreguen al párroco la llave de la capilla del Santísimo y una copia de la llave del templo y no han accedido. No se puede confiar el cuidado de un templo, menos de la cabecera parroquial, a personas con tal comportamiento.
De acuerdo a la ley de la Iglesia y a las leyes civiles, hay un claro principio de separación Iglesia-Estado que impide a las autoridades federales, estatales y municipales intervenir en los asuntos internos de las Asociaciones Religiosas. En la iglesia prevalece la autoridad religiosa, como en el municipio prevalece la autoridad civil; a cada quien le compete su propia jurisdicción; no le corresponde al párroco administrar el municipio ni imponer su autoridad moral tomándose atribuciones civiles, pero tampoco corresponde a las autoridades municipales administrar la iglesia y abusar de su autoridad asumiendo atribuciones religiosas.
Hemos sido prudentes y respetuosos de todo lo bueno de los Usos y Costumbres, lo cuidamos y lo defendemos, pero procuramos purificar las desviaciones que están deteriorando gravemente la vida cristiana. Los verdaderos católicos de San Sebastián Tutla, que son la mayoría, reprueban el proceder de estas autoridades y de quienes les siguen.
Exhorto a los fieles católicos a que eviten caer en la provocación y en la confrontación; un auténtico católico no se deja manipular ni confundir, conoce su fe, los principios y las leyes de la iglesia, respeta la dignidad de sus ministros y de toda persona. Exhorto a las autoridades federales y estatales a que en apego a sus atribuciones y facultades intervengan para evitar abusos de autoridad, atropellos, invasiones, despojos, allanamientos y toda acción que esté fuera de la ley.
Un llamado a todos los católicos de la arquidiócesis a la oración y a la reflexión en vistas a actuar de acuerdo a la voluntad de Dios porque es así como se restaura mejor la vida, se construye y se fortalece la unidad.
Con mi saludo y bendición para todos.

+ José Luis Chávez Botello
Arzobispo de Antequera Oaxaca

Fuente: www.cem.org.mx

sábado, 17 de octubre de 2009

Ignacio Arsuaga: "El aborto desaparecerá como ha desaparecido la esclavitud". Información: abc.es


ABC.ES, por G.Garrido.- Por la vida, la mujer y la maternidad. Porque Cada vida importa, es el lema bajo el que mañana marcharán miles de españoles en contra de la reforma de la ley del aborto del Gobierno socialista.

Más de cuarenta asociaciones han convocado esta marcha que transcurrirá desde la Puerta del Sol a la Puerta de Alcalá. Para ir calentando el ambiente hoy nos ha visitado en el chat de ABC.es Ignacio Arsuaga, presidente de Hazteoir.org, una de las asociaciones pro-vida convocantes, que ha contestado a las preguntas de nuestros lectores.

Arsuaga califica de "paradoja" que una sociedad tan avanzada en algunos aspectos sea "tan destructiva" en otros. "El aborto es la muerte cruel y violenta de un ser humano a manos de un señor que gana mucho dinero abortando", ha denunciado el presidente de Hazteoir.org, que está seguro de que el aborto "desaparecerá como ha desaparecido la esclavitud".

Ante la pregunta de si estaría a favor del aborto en algún caso extremo, Arsuaga ha señalado que una vida humana tiene "un valor infinito", pero que, en su opinión, "sólo si una madre que sufre una enfermedad y tiene que seguir un tratamiento para salvar su vida, cuya consecuencia es la muerte del hijo/a, la madre puede seguir ese tratamiento".

Respecto a la posibilidad de que se subvencionen los anticonceptivos para evitar embarazos no deseados y, por ende, los abortos, Arsuaga ha respondido que el "Póntelo Pónselo ha fracasado ya muchos años". "Si se dice a los adolescentes que tengan todas las relaciones que quieran con preservativo, que si falla el preservativo tenemos la Píldora del Día Después, y si falla la PDD tenemos el aborto, eso hace que se multipliquen las conductas de riesgo, las Enfermedades de Transmisión Sexual y los embarazos no deseados", ha criticado el activista pro-vida, que además considera que la educación sexual de los colegios y la televisión en España es "malísima".

El presidente de HO y de Derecho a Vivir (DAV) tampoco cree que exista un apoyo creciente hacia el aborto y cree que esto responde a "una campaña de lavado de cerebro, promovida por la industria abortista a nivel mundial y secundada por muchas instituciones. El aborto desaparecerá cuando abramos los ojos de nuestros vecinos sobre la terrible realidad del aborto".

"Un feto es un ser humano"

Tras la salida de tono de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído asegurando que un feto de 13 semanas era "un ser vivo pero no un ser humano" y ante la propuesta del Gobierno de que el aborto sea libre y gratuito hasta la semana 14, el presidente de Hazteoir.org, asegura que un feto de 14 semanas es "un ser humano, con un código genético, único e irrepetible. Si no acabamos con su vida, el embrión se convierte en feto, luego en recién nacido, en niño, adolescente, adulto y anciano". En este sentido, recuerda que la Constitución "reconoce el Derecho a la Vida, incluido el del nasciturus, y así lo reconoció el Tribunal Constitucional en 1985. La Ley no puede autorizar matar a un inocente".

Desde el chat de ABC.es, Arsuaga ha animado a todos los lectores a acudir mañana a la marcha contra el aborto, "y en particular contra el proyecto de aborto libre que ha promovido Zapatero". Y tiene muy claro el futuro del actual presidente del Gobierno si la reforma sale finalmente adelante: "No volverá a salir elegido. Esta ley, si se aprueba, será su tumba política".

Un millón de personas marchan ya al grito de ‘sí a la vida’


El centro de Madrid ha sido tomado antes de las cuatro de la tarde -una hora antes del comienzo oficial de la marcha- por cientos de miles de personas llegadas desde todos los puntos de España para mostrar su rechazo a la nueva ley del aborto propuesta por el Gobierno.

17 Octubre 09 - Madrid - Ep Compártelo: 17:30: El periodista Javier Nieves y la actriz Verónica Mengod leen a los participantes testimonios de madres que decidieron no abortar y también de algunas que se arrepintieron tras tomar la decisión.

17:10: Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia, asegura en el trascurso de la marcha que los presentes "pedimos un más allá del aborto, La nueva ley es injusta y causará mucho dolor".

17: 00: La Puerta de Alcalá y la del Sol marcan el principio y el final de la Manifestación que "en defensa de la vida" ha tomado el centro de Madrid desde primera hora de la tarde. Cientos de miles de personas -entre un millón y un millón y medio, según los organizadores-, familias enteras, colapsaban ya el itinerario anunciado cuando todavía no se había producido la salida oficial. Se repiten consignas como "Por la vida, oé" y "Bibiana Aído, aborto es genocidio". Gente con pancartas de Jaén, Cádiz, La Rioja, Teruel, y también del extranjero, y unidas por la misma idea, el respeto a la vida como bien supremo frente a la nueva iniciativa legislativa del Ejecutivo socialista. Muchos jòvenes, curas de sotana, y políticos del PP que han acudido a título personal como María Dolores de Cospedal, Jorge Fernández, Ana Mato, Martínez Pujalte. También está previsto que se unan en breve Aznar y su mujer, Ana Botella.

Antes de la salida, alrededor de un centenar de jóvenes de la Asociación Derechos y Libertades se concentraron frente al Ministerio de Igualdad para organizar una pitada contra la ministra Bibiana Aído como forma de protesta ante la nueva ley del aborto. Según explicó el portavoz de la plataforma, Pablo Santana, "los jóvenes pidieron que la ministra escuchara su reivindicación y retire el proyecto de ley que permite el aborto libre en España".

Durante la protesta, los congregados hicieron varios cantos como "Hay que cerrar el Ministerio de Igualdad por abortista radical", "Fuera, fuera, fuera", "Que se vaya, se vaya de aquí y que Bibiana deje a los niños vivir", "Bibiana división" y gritos de "Asesinos, asesinos, asesinos".
Estos jóvenes portaban una pancarta en la que se podía leer: "`Valladolid 007, licencia para vivir!", pancarta que colocaron frente al ministerio situado en la madrileña calle Alcalá, 32.
La asociación Derechos y Libertades es plataforma de reciente creación y con sede en Valladolid que "trabaja por la defensa de los derechos y las libertades de las personas que carecen de medios para que se les respeten".

«En España parece que es pecado estar embarazada». Información: larazon.es


Una adolescente y una joven sin trabajo relatan a LA RAZÓN por qué decidieron seguir con su embarazo
«En España parece que es pecado estar embarazada»


A Karen, de 16 años, y a Viviana, de 25, la primera salida que les ofrecieron a su situación fue el aborto.

17 Octubre 09 - R. Serrano

MADRID-Hace seis meses, Karen Andrade se metió en el cuarto de baño con un test de embarazo en la mano y salió llorando. A sus 16 años, esta estudiante ecuatoriana de 4º de ESO que sueña con ir a la universidad y convertirse en traductora, acababa de enterarse de que esperaba un bebé. «Tenía miedo. Pensé que si tenía un hijo siendo tan joven me iba a perder muchas cosas, iba a tener que dejar de estudiar y que mis padres no lo iban a aceptar», recuerda.
Karen conoce a chicas de su edad que han abortado, «habría sido una salida fácil». Pero no lo tenía claro. Sólo se lo contó a su novio, de 17 años. Pese a la incertidumbre, ambos decidieron que querían tener el bebé y «las dudas se transformaron en ilusión».
Dos meses más tarde, la situación se repetía en la misma familia. Viviana Cedeño, la hermana de su novio también salió llorando del baño al enterarse de que estaba embarazada. Su situación, a priori, era mucho mejor: tiene 25 años y está casada. Pero el bebé llegó en el peor momento económico.

«Mi marido lleva casi un año en el paro y yo me acababa de quedar sin trabajo». Su esposo, trabajador de la construcción, lo tenía más difícil para conseguir trabajo, por la crisis en el sector.
Pero ella, que ha trabajado como dependienta, en hostelería y cuidando a ancianos, no esperaba tardar mucho en levantar cabeza. «Si hubiera abortado ya tendría trabajo». En su estado, es «imposible», porque «te hacen contratos de tres meses de prueba y en cuanto empiezan a ver la barriga te echan».
El «inconveniente» era que Viviana y su marido, aunque no habían buscado el bebé, querían tenerlo. Así que la familia –Viviana, sus padres, su hermano y su novia Karen y una hermana menor– se enfrenta a un doble problema. Y en seguida empezaron a ver cómo la solución que más les proponían pasaba por la interrupción del embarazo.
Karen temía la reacción de sus padres. Así que guardó silencio. La naturaleza pareció aliarse con su mutismo y, a los cinco meses, apenas había engordado unos kilos y su estado casi no se notaba. Cuando pensó que ya no podía guardar el secreto por más tiempo, habló con sus padres.
«Se enfadaron, me dijeron que era muy joven y, no sé, creo que ellos al principio querían que abortara, aunque dejaron la decisión en mis manos». Para hacerse su primera ecografía la llevaron a una clínica que conocían, que también es uno de los cuatro centros acreditados para practicar interrupciones del embarazo en España. «Sólo para ver de cuánto tiempo estaba y para que los médicos hablaran conmigo», explica Karen.
Visita a la clínica
En la clínica todo se desarrolló de forma distinta a lo que pensaba. «Me hicieron la ecografía. Yo tenía curiosidad por ver al bebé, pero no me la enseñaron ni me dejaron oír el latido». Luego le hicieron pasar a hablar con un psicólogo que, a sus más de cinco meses de embarazo, «me dijo que corría un riesgo bastante grande, que qué iba a pasar con mi vida si tenía un hijo... pero yo ya había decidido que quería tenerlo».
Mientras, su cuñada Viviana vivía una situación similar. Había tomado una decisión firme y no fue a ninguna clínica abortista. Pero para solicitar una de las pocas ayudas a las que tenía acceso – «sólo te las dan si eres madre soltera», añade la joven–, la de la entidad Adevida, que protege a embarazadas sin recursos, tuvo que ir a hablar con una trabajadora social.
«Tienes que ser egoísta»
«Me dijo que parecía que las extranjeras sólo venimos a España a quedarnos embarazadas. Me dijo que fuera egoísta, que pensara sólo en mí. Y me dio a entender que, en este país, los niños no son bienvenidos. Te hacen abortar para no truncar tus metas». Entonces, «una amiga se ofreció a ayudarme si quería abortar. Le contesté que no. No es por religión, es por mí».
Viviana y Karen tomaron una decisión firme. Pero creen que la sociedad no les perdona querer ser madres en el momento equivocado. «En España, quedarse embarazada es un pecado», sentencia Viviana.
Ella ve el futuro bastante negro. Sin trabajo y sin dinero, cree que su futuro pasa por volver a Ecuador, aunque su marido se tenga que quedar. «Aquí tienes que tener al niño encerrado, para mantenerlo tienes que trabajar los dos, y no me gusta vivir de ayudas».
Karen, sin embargo, es optimista. Ya ha conseguido el apoyo de sus padres, se ha ido a vivir con su novio, que tiene un trabajo de media jornada en un bar. Y piensa seguir estudiando, ir a la universidad y poder «dar un futuro» a la pequeña Nerea, que es el nombre que le pondrá a la niña que espera.
Decisiones maduras
Ninguna de las dos jóvenes irán a la manifestación. Son tímidas y no les gustan las aglomeraciones. Pero, sobre la ley de plazos, ambas lo tienen claro. «Si dejan abortar sin permiso a las niñas de 16 años lo harán, pero por inmadurez, no será una decisión meditada», asegura Viviana. «No sólo las menores, la gente mayor también», tercia Karen. «¿Quién no va a abortar si no hay que justificar nada para hacerlo?»


«Mi madre me tuvo a los 18 años y soltera»
«Mi madre me tuvo de soltera y a los 18 años», cuenta Viviana, embarazada de cuatro meses. Pero asegura que «es mentira que un hijo te trunque la vida y que no puedas seguir estudiando o trabajando. Después de que naciera yo, mi madre se puso estudiar y terminó la carrera de profesora de Secundaria en Ecuador», relata. Además, su madre se casó, tuvo dos hijos más y ahora es su principal apoyo, y también el de su hermano y su novia, también embarazada. En la casa alquilada de tres habitaciones y un pequeño salón viven los padres, Viviana y su marido, su hermano, de 17 años, Karen, su novia de 16, y una hermana pequeña de ocho años. Pronto habrá que hacer hueco para dos personas más, que generarán un gasto considerable, por lo que las dos jóvenes embarazadas se plantean soluciones. «Un paquete de pañales cuesta 15 euros. Si hay que gastar, como mínimo, uno y medio a la semana, además de la leche, la ropa y las medicinas, hay que calcular 300 euros al mes sólo para el niño. Aquí podemos ganar entre 500 y 600», explica Viviana, quien tiene casi decidido regresar a su país, donde cree que será más fácil criar a su hijo.

388 asociaciones nacionales e internacionales se unen a las 42 convocantes. Información: larazon.es


La manifestación celebrada esta tarde en Madrid en contra del Proyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) contó con un total de 388 adhesiones nacionales e internacionales a las 42 asociaciones convocantes.
En concreto, la manifestación se convocó por 42 asociaciones civiles, que representan en su mayoría a más de cuatro millones de familias, entre ellas el Foro Español de la Familia (FEF), Derecho a Vivir (DAV), HazteOír.org, la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), Médicos por la Vida, Ginecólogos por el Derecho a Vivir, asociaciones provida, educativas y los científicos firmantes de la 'Declaración de Madrid'.

A estos convocantes se adhirieron 154 asociaciones nacionales como la Federación Católica de los Maestros Españoles (FECAME), la Federación de Asociaciones y Movimientos Familiares Católicos, el Foro Liberal, la Universidad Politécnica de Valencia, Universitarios por la Vida, Voluntariado Familiar, la Unión Católica de Informadores
y Periodistas de España (UCIP-E), Socialistas por la Vida, Profesionales por la Etica, la Orden Franciscana Seglar, Mujeres Ante el Aborto, Homeschooling Católico en España, la Asociación Española de Farmaceuticos Católicos (AEFC), Fe Y Luz, la Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal, Ayuda a la Iglesia Necesitada, la ONG de Cooperación Internacional CESAL, la Editorial Sekotia, el Foro Civico Educativo, la Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida o Gran Priorato de España de la Orden Soberana y Militar del Temple de Jerusalem.
Además hubo 234 adhesiones de 45 países de los cinco continentes. EEUU, con 38 adhesiones fue el país con mayor número de asociaciones participantes, entre ellas el American College of Pediatricians o la Family Watch International; seguido de Francia, con 22 adhesiones, entre ellas FEFA-Francia, Communauté Economique et Financire Mediterraéenne o Comité pour Sauver l' Enfant á Natre.
Africa estuvo representada por asociaones de Costa de Marfil, Malawi, República Democrática del Congo y Sierra Leona; América, de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, Trinidad, Uruguay y Venezuela; Asia, de India y Corea del Sur; Europa, de Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Eslovaquia, Estado Vaticano, Estonia, Francia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suiza, Suecia y Ucrania; y Oceanía, de Australia y Nueva Zelanda.

Miles de personas marchan en Madrid en defensa de la vida.Información: abc.es

E. MONTAÑÉS/G. D. OLMO | MADRID Actualizado Sábado, 17-10-09 a las 17:25
Menudo día le ha salido a la marcha por la vida. Un sol espléndido baña Madrid en la jornada en el que una multitud ataviada de rojo empieza a atravesar su espina dorsal, de Sol a la Puerta de Alcalá para gritarle al Gobierno de Zapatero que no les gusta el aborto, que lo que le gusta son los niños y la vida.
Y de eso, de niños y de vida rebosa una marcha multitudinaria que ha comenzado pasadas las 17:00 horas tras una gran pancarta con el lema de la movilización: "Cada Vida Importa".

Ahora, en los prolegómenos, asistentes a la protesta y turistas extranjeros comparten el corazón de la ciudad. Un par de caballeros venidos de Galicia se han visto sorpendidos por la muchedumbre. Uno le ha informado de otro de que lo que se está cociendo es una gran manifestación contra la reforma de la ley del aborto. Con galaica retranca, este señor ha comentado: "Si después pasan los años y nadie se acuerda de nada".
Una mujer jubilada, llegada a Madrid desde Málaga para respaldar la convocatoria de Derecho a Vivir, ha explicado, con contundencia el porqué de su presencia. «Estoy aquí, en Madrid, donde me lo estoy pasando muy bien, para decir no a una ley que es un asesinato».
Ahora, a pocos minutos de que arranque la cabecera de la marcha, desde las calles aledañas grupos de gente afluyen a la Puerta del Sol.


De Sol a Alcalá
Saldrá la manifestacíón de la madrileña Puerta del Sol y se dirigirá a lo largo de la calle de Alcalá hasta la Puerta de Alcalá, donde está previsto que se llegue —al menos la enorme pancarta de 15 metros por 1,20 que abrirá la marcha— aproximadamente una hora más tarde del inicio, hacia las seis de la tarde.
Una vez en la Puerta de Alcalá, sobre un escenario de más de 80 metros cuadrados escoltado por tres pantallas gigantes para que todo el mundo pueda disponer de una perfecta visión de lo que allí arriba ocurra, se irán sucediendo todo tipo de testimonios, intervenciones y diversos actos de homenaje. La organización ha pretendido mantener viva la sorpresa y pocos son los nombres que se conocen de entre las personas que subirán al estrado, aunque está confirmada la presencia de Eduardo Verástegui, el actor mexicano, productor de la película «Bella», todo un hermoso canto a la vida.
Los organizadores han querido recalcar el carácter estrictamente civil de la convocatoria por lo que no se han admitido adhesiones de partidos políticos, aunque serán abundantes los representantes públicos que, a título personal, se acerquen al acto. De forma especial será muy numerosas la asistencia de miembros del PP, encabezados por la número dos, Dolores de Cospedal y por Ana Mato. Irán, además, diputados, senadores y dirigentes regionales como la presidenta de la Comunidad. Otros nombres ilustres que han confirmado su presencia son el presidente del Gobierno José María Aznar o el ex ministro del Interior y eurodiputado Jaime Mayor Oreja.
Tampoco se han aceptado adhesiones de confesiones religiosas, aunque como es lógico, son bienvenidos todos los defensores de la vida sean del credo que sean. Por eso, aunque las más altas jerarquías de la Iglesia española, como el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco, han anunciado que no asistirán, la movilización de la feligresía, desde las parroquias, ha sido absoluta. Asimismo buena parte de los principales representantes de los obispados han realizado declaraciones en contra del aborto e invitando a sus fieles a que asistan a la cita.
El clamor popular está garantizado. Será la mayor concentración de la historia en contra del aborto y la movilización ciudadana no ha sido casual. Si el pasado 29 de marzo Derecho a Vivir y HazteOir.org ya reunieron a una marea roja de medio millón personas, desde entonces la indignación popular ha crecido exponencialmente.
La farsa gubernamental
Buena parte del éxito de la convocatoria hay que apuntárselo al Gobierno y a la forma en que ha manejado todo este polémico asunto. Primero creando un debate ficticio sobre la ampliación del aborto cuando ni siquiera lo había incluido en su último programa electoral. Luego poniendo en marcha una comisión parlamentaria que debatió a puerta cerrada, de espaldas a la ciudadanía, y escuchando básicamente, a propuesta del PSOE, a los representantes de las clínicas abortistas.
Más tarde, la ministra Bibiana Aído montó un pseudo, que no sesudo, Comité de Expertos en el que no sólo no se incluyó ni a un solo defensor de la vida, sino que la inmensa mayoría de los que lo formaban eran reconocidos abortistas. Y el aldabonazo final se produjo cuando se conoció el contenido final de la ley, ignorando los informes contrarios del Consejo Fiscal y los consejos de los autores del Manifiesto de Madrid, informe estrictamente científico en el que se dejaba claro, en contra de las tesis de los expertos de Aído, que desde el mismo momento de la concepción ya existía vida humana.

Una multitudinaria marcha recorre Madrid en contra de la nueva Ley del Aborto. Información: elmundo.es


Una multitudinaria marcha recorre a estas horas las calles de Madrid para protestar contra la ampliación de la Ley del Aborto que se está tramitando en el Parlamento. En un ambiente festivo, ha comenzado la manifestación pasadas las 17.00 horas tras una gran pancarta con el lema de la movilización: 'Cada Vida Importa'.

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, son algunos de los políticos que secundan la marcha. Lo hacen, no obstante, a título personal, ya que el PP ha respaldado la protesta, pero no se ha sumado a la convocatoria.

Más de cuarenta asociaciones, que han logrado unas 300 adhesiones, recorren a estas horas las calles de la capital para protestar contra la nueva Ley que, según reza un manifiesto conjunto de estas plataformas, servirá para "despenalizar totalmente su práctica y reconocerlo como un derecho".

La protesta partió a las 17.00 horas de la Puerta de Sol y recorrerá el trayecto hasta la Puerta de Alcalá tras dos pancartas principales con el lema 'Cada vida importa' y 'Mujeres contra el aborto'.

Más de 600 autobuses han llegado a la capital y numerosas personas se han desplazado en otros medios de transporte para expresar públicamente "su compromiso con el derecho a la vida humana y con la mujer embarazada", según los convocantes.

Los encargados de leer los manifiestos serán Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia, y una portavoz de la asociación Mujeres contra el Aborto, integrada, entre otras, por las periodistas Isabel San Sebastián, Cristina López Schlichting e Isabel Durán, junto con personalidades como María Vallejo Najera, Regina Otaola, Teresa Rabal o María Ostiz. El actor y productor mexicano Eduardo Verástegui actuará como portavoz de los hombres y del "papel principal" que estos deben asumir ante el aborto.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Benigno Blanco declaró que la manifestación pedirá a la clase política que no se apruebe el proyecto de Ley del aborto que tramita el Congreso de los Diputados, ya que a su parecer "supone un fracaso en la sociedad española".

El presidente del Foro de la Familia destacó que la manifestación "no es sólo contra la Ley del aborto", sino que es una forma de que "entre todos creamos una conciencia justa en este tema, que se comprometa con la vida de la mujer y del no nacido". Es un punto de inflexión en un trabajo de base, de la cultura de la vida, hasta que en España tengamos sensatez sobre este tema", añadió.

Amplio despliegue mediático
Los organizadores han impreso 100.000 carteles anunciadores, 800.000 dípticos explicativos, 20.000 camisetas con el lema y el logotipo, y 5.000 banderas para repartir en la manifestación.

La manifestación tendrá un coste aproximado de 130.000 euros, que en su mayoría serán financiados a través de donaciones de particulares, según fuentes de la organización. En concreto, ese dinero es necesario para sufragar los 300.000 vatios de megafonía, las tres pantallas gigantes, las pancartas y los 300 globos de helio para elevar una de ellas con el lema 'Cada Vida Importa', además de para producir camisetas y banderolas.

Para el acto, que tendrá un carácter lúdico y que concluirá con un concierto, se han acreditado mas de ochenta medios de comunicación, cerca de trescientos periodistas y 1.500 personas que actuarán como voluntarios.

Esta manifestación es la segunda que se desarrolla este año contra la reforma de la Ley del aborto, que promueve el Ejecutivo socialista. El pasado 29 de marzo miles de personas se concentraron en diversas ciudades españolas, convocadas por las plataformas Derecho a Vivir y HazteOir.org, entre otras organizaciones.

La 'Marcha por la Vida', que se celebró en Madrid, fue la más numerosa y, según los organizadores, reunió a medio millón de personas (la Delegación del Gobierno en Madrid y la Policía Municipal no ofrecieron datos sobre el número de participantes).

400.000 personas colapsan ya la zona de la que partirá la manifestación del 17-O


El centro de Madrid ya está colapsado por los ciudadanos que rechazan los planes abortistas del gobierno Zapatero.

REDACCIÓN HO.- Los ciudadanos bloquean ya las proximidades de la Puerta del Sol y las calles adyacentes, lugar del que partirá la cabecera de la manifestación del 17-O.

Se estima que en estos momentos, en esta zona, hay unas 400.000 personas, a las que hay que sumar los cientos de miles de ciudadanos que abarrotan desde hace más de una hora todo el recorrido y la zona de llegada, en la puerta de Alcalá. Por la calle Alcalá es ya muy difícil transitar a pie.

Las largas filas de autobuses en los alrededores del parque de El Retiro atestiguan la gran cantidad de españoles llegados desde todos los puntos para participar en la manifestación convocada contra el proyecto abortista del gobierno Zapatero.

Tres aviones han sido fletados por defensores del derecho a vivir canarios y autocares y trenes han llegado durante toda la mañana a Madrid.