viernes, 1 de enero de 2010

Un Año termina… un Año comienza… Mensaje de Año Nuevo de Mons. Ramón Castro Castro Obispo de Campeche


Muy queridos hermanos y hermanas:

Termina un año y comienza otro. Como cristianos, como hombres y mujeres de fe, todos queremos agradecer a nuestro buen Padre Dios todos los bienes y las gracias que nos ha dado este año 2009 que termina y también queremos pedirle perdón por los errores cometidos, por las oportunidades para crecer en la fe que hemos desaprovechado.

Termina un año y comienza otro. Como cristianos, también queremos consagrarle el nuevo año 2010 que estamos iniciando y queremos pedirle su ayuda para que podamos vivirlo con esperanza, con fortaleza, con alegría y en paz.

Termina un año y comienza otro. Al finalizar el año 2009 podemos dar una mirada retrospectiva para descubrir todos los acontecimientos que vivimos y para descubrir la presencia de Dios, de ese Dios-con-nosotros, de ese Dios cercano, de ese Dios de corazón tierno y lleno de misericordia, de ese Dios que en Belén se hace nuestro compañero de camino, que con su Gracia nos ha acompañado y ha llevado adelante su obra de salvación en nosotros.

Termina un año y comienza otro. Luces y sombras, alegrías y tristezas, satisfacciones y desilusiones, salud y enfermedad, gracia y pecado… Así es la vida de todos. Pero los cristianos tenemos una esperanza firme porque nuestra vida la vivimos junto a Jesús y a María, Madre de Dios y madre nuestra.

Es el momento de mirar con esperanza el año 2010 que comienza. Nos aguardan grandes e importantes acontecimientos. A nivel eclesial nos espera la celebración de la Pre-Pascua Juvenil, casi en los albores del nuevo año, y la Celebración de clausura del Año Sacerdotal de la Provincia Eclesiástica de Yucatán, en mayo próximo.

Mirar el año 2010 que inicia nos ayuda a renovar la esperanza, pues «estoy convencido de que Dios que comenzó en ustedes una obra tan buena, la llevará a feliz término para el día en que Cristo Jesús se manifieste» (Flp 1,6).

Al inicio de este Año 2010, pido a nuestro Señor Jesucristo, el Príncipe de la Paz, nos conceda a todos un Nuevo Año lleno de paz, de alegría, pero sobre todo de esperanza. Paz, alegría y esperanza que nos da el saber que cumplimos la voluntad de Dios.

A todos los sacerdotes, religiosos y religiosas, a todas las familias de nuestra Diócesis, a los niños, a los jóvenes, a los hombres y mujeres de la tercera edad, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, les deseo un Feliz Año Nuevo. Que sus deseos, anhelos y proyectos puedan realizarlos en este año 2010 que estamos iniciando.

Con san Pablo, de corazón les digo que están siempre presentes en mis oraciones y que «cuando ruego por ustedes lo hago siempre con alegría, porque han colaborado en el anuncio del Evangelio desde el primer día hasta hoy» (Flp 1,4-5). Dios les bendiga abundantemente. ¡Feliz Año Nuevo!

San Francisco de Campeche, Cam., 31 de Diciembre de 2009.

+ Mons. Ramón Castro Castro
XIII Obispo de Campeche

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario sobre este artículo u oración, nos será de gran utilidad

Programa del 13 de Junio de 2013. Tema: ¿Cómo actuar cuando eres padre de un hijo con cáncer?

Escucha el programa del martes 18 de junio 2013. Con el tema "Yo sobreviví al cáncer"

Escucha el programa del Viernes 21 de Junio. Invitado: Michel Franco Director de Cine